La Labor del Administrador de Fincas y sus funciones
5 de diciembre de 2022

Rehabilitación energética de edificios a través de fondos Next Generation

La mayoría de las casas en Europa se encuentran envejecidas, muchas de ellas construidas entre los años 40 y 80.  Debido a que  el  estado de las viviendas en España, es el más deteriorado de toda Europa, las mismas no disponen del correcto aislamiento acústico y térmico, y por tanto, además de una deficiente eficiencia energética, también se crean áreas de condensación que se traducen en humedades y filtraciones en los edificios. Así mismo, a causa del paso del tiempo, es necesario controlar el estado de la fachada del edificio y su conservación, principalmente para evitar desprendimientos.

            Al igual que una vivienda antigua consume una mayor cantidad de energía, y la contaminación que produce es mayor,  rehabilitar los edificios, supone una mejora de eficiencia, de habitabilidad, y del valor de los mismos.

            Es por ello, quedesde las instituciones sequiere facilitar la rehabilitación y la reforma tanto de los hogares como de los edificios.  

            Desde la Unión Europea se está poniendo el foco en la sostenibilidad energética creando ayudas, a través de los fondos europeos llamados “Next Generation.”,  con la finalidad de ahorrar energía mediante un consumo energético eficiente.

            Las comunidades de propietarios  que quieran ejecutar obras de rehabilitación del edificio, pueden solicitar estas Ayudas Europeas del Fondo Next Generation, siempre  y cuando estas obras estén destinadas a mejorar la eficiencia energética del inmueble.  

            ¿Qué tipo de obras podemos acometer?

  1. Fachadas  y cubiertas.  Ahorro de la Energía con acciones en la rehabilitación de la envolvente del edificio,  fachadas y cubiertas.
  2. Ventanas.  mejorar el aislamiento térmico, reduciendo el consumo energético para regular la temperatura del interior de las viviendas.
  3. Calderas comunitariasLas calderas comunitarias de gas y petróleo exigen un consumo de energía muy elevado. Podemos sustituir las habituales calderas comunitarias de gas y gasóleo, instalando  un sistema de gas natural con tecnología de condensación.
  4. Placas solares para autoconsumo. La instalación de placas solares pueden mejorar  parcial o totalmente las necesidades energéticas del edificio. La amortización de esta inversión se consigue entre seis y diez años.

            5.- Almacenamiento para autoconsumo. Es la instalación de baterías para almacenar energía sobrante, o incluso comprarla en momentos en que la electricidad está más barata, y aprovecharla cuando la necesitemos.

            Con esta rehabilitación, se mejorará al máximo los factores térmicos, se aumentará  el aislamiento acústico, se mejorará la seguridad de los habitantes y viandantes, al tener nuestro edificio con correcto mantenimiento que evite desprendimientos de la fachada, y gracias al recubrimiento con placas aislantes, se podrá llegar a reducir el coste energético de nuestro edificio en un 40%.

            Para poder solicitar los fondos Europeos, las comunidades de propietarias tienen que cumplir una serie de requisitos necesarios:

  • Tener aprobada o en trámite la inspección técnica del edificio (ITE)  (obligatoria a los 50 años de edad del edifico desde su construcción).
  • El voto de la mayoría simple de los propietarios, de acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal.
  • Disponer o elaborar el Libro del Edificio (que recoge todas las especificaciones técnicas del edificio y las actuaciones que se realizan en él, incluidas las energéticas).
  • Estudio energético previo de que las obras acometer en las viviendas o edificio, suponen un 30% de ahorro en el consumo de la energía no renovable, o alcanzar una calificación energética A o B en nuestro edificio, que podemos demostrar a través del  correspondiente Certificado energético realizado por los profesionales del sector.

            Lamejor forma para solicitar y gestionar las ayudas subvencionadas entre el 40% y el 60% del coste total de la obra,  es contar con un agente rehabilitador, que se encargarán de los aspectos, arquitectónicos, técnicos y de gestión, dentro de un proceso de solicitud de ayuda o subvención.

            En definitiva, un agente rehabilitador no solo se ocupa de la tramitación de las ayudas, llevando a cabo la redacción de todos los documentos y proyectos técnicos y arquitectónicos relacionados con la rehabilitación del inmueble siendo que desde el principio hasta el final se encargará de facilitar el acceso a la financiación.

Comments are closed.

error: Content is protected !!